domingo, enero 28, 2007

Nuevos vecinos


Tengo vecinos nuevos, no se si eso es bueno o malo aunque me temo lo peor, son un grupo de estudiantes o puede que ya tengan sus estudios terminados, con título y todo, y hayan empezado a trabajar, ampliando el club de los llamados mileuristas y es por esto que comparten piso. De lo que si estoy seguro es de que, a pesar de todo, se lo pasan en grande y todos los vecinos, seamos o no chismosos, nos hemos enterado.
En un piso de cuatro habitaciones han anidado siete individuos, cinco chicos y dos chicas y habiendo hecho una mudanza de cuatro muebles, mal contados, han organizado tanto jaleo que parecía que se mudaba la mismísima duquesa de Alba con ayuda de los Chichos y toda su parentela.
Con una vieja furgoneta han ido dejando mueble tras mueble, con un infinito ir y venir, en la acera del portal, mientras las chicas hacían de guardamuebles otros dos chicos subían y bajaban dejando trastros y mas trastos en el descansillo de su piso porque no tenían las llaves, al parecer el único juego lo tenía uno de los que manejaban la furgoneta.
Se todo esto no por que me hubiese interesado saberlo, no, es que cuando salí esta mañana de casa primero me encontré con la dificultad de sortear el guardamuebles de la acera y a la vuelta, cargado de bolsas en ambas manos y el periódico debajo del brazo, tuve que esperar pacientemente a que los chicos me despejaran el descansillo franqueándome un camino hacia mi puerta, no obstante, tengo que decir que fueron tan amables ayudándome con las bolsas mientras atinaba con la llave en la cerradura que no se lo tuve en cuenta y estoy dispuesto a darles una oportunidad a los muchachos.

6 comentarios:

India Ning dijo...

Haga lo posible para que le inviten a la primera fiesta que den. Igual pilla una universitaria con ganas de tracatrá.

besos.

mandarina azul dijo...

Usted haga el favor de intimar cuanto antes con ellos, y cuente, cuente. Más que nada porque la información es poder y no ocupa lugar. ¿Y animales de compañía han traído?

la-de-marbella dijo...

Tuve unos vecinos parecidos a sus jovenes. Las primeras semanas fueron muy buenas. Les daba azucar, huevos, pan, creo que hasta papel higienico en una ocasión. Ellos, a cambio de ser su proveedorora en caso de apuro, me invitaban a todos y cada uno de los eventos q organizaban. !Que me iba yo a imaginar que tenían la agenda tan llena!!. Por celebrar, celebraban hasta la caida de la tarde. Poco a poco los niveles sonoros de sus chismes musicales elevaban el tono, subian y bajaban a toda hora del día y la noche. El portero electronico del edificio era un continuo: Abre, voy al tercero. Lo pasamos muy bien con ellos, el mejor día cuando les encontré otro piso más barato y más grande a dos kms de mi casa. Seguimos queriendonos en la distancia. Saludos

unjubilado dijo...

Chisme, piensa que todos hemos sido jóvenes, dales por lo menos un par de oportunidades. Con respecto al ruido en alguna fiesta, no se suelen dar cuenta de que en la casa hay personas mayores, enfermos e incluso personas que por tener que madrugar deben de acostarse muy pronto.
En cierta ocasión, en mi comunidad tuve que llamarles la atención por el ruido que un viernes por la noche estaban organizando, el ruido bajó instantáneamente y otros fines de semana cuando empezaba a subir se quería oir a alguien que mandaba callar y la música y conversaciones bajaban rápidamente.
Saludos

Anónimo dijo...

chisme tienes una fuente inagotable de chismes que no me pienso perder por nada... besos mi chisme y a cotillar..
LAONZA

Alphonse Zheimer dijo...

Ciao Don Cisme, é Ud. un professionista, come reporter è straordinario, e le commenti, squisiti.
Credo chi il pensionato à ragione, non dimenticare la gioventù, sono apprendendo. Scuzi, farè un corso d'Espagnolo.