viernes, julio 28, 2006

Diario Arriba


Un intercambio de comentarios con Lula me hizo recordar una conversación que tuve la ocasión de escuchar en el local de mi quiosquero Pepe.
Curioseaba las portadas de las revistas del corazón cuando entró en el local nuestro vecino Nuñez, mas conocido por todos como el "mata corzas", pero esa es otra larga y antigua historia. Se hace notar cuando entra en cualquier sitio porque todo en él es tremendo, grande y vasto.
-Pepe dame La Razón.
Y no es que tuviese un contencioso con el quiosquero, no, solo quería el periódico, no obstante Pepe, por si acaso, agachó humildemente la cabeza y le contestó.
-Si señor Nuñez, yo siempre le daré La Razón.
Pero justo en ese instante otro señor le estaba pagando a Pepe el periódico que descansaba sobre el mostrador, El País.
El "mata corzas" cuando vio la portada del periódico que compraba el desconocido esbozó una sonrisa de medio lado, se atusó el pelo engominado y habló para que todos le escucháramos:
-Vaya, vaya, El País, que es, como si dijéramos, el diario Arriba del PSOE, ja, ja, ja.
El desconocido, ni se inmutó aparentemente, recogió y guardó en el bolsillo su vuelta, dobló cuidadosamente su diario y una vez lo tuvo bajo su brazo se volvió y le dijo:
-Dicen, que las comparaciones son odiosas, pero en este caso además de odiosa es de lo más inoportuna, si pretende comparar estos dos diarios lo menos grave es la ofensa a los editores y lectores habituales de El País. Lo peor es que minimiza lo que supuso la salida diaria a los quioscos de el diario Arriba, ese periódico sustentó, apoyó y jaleó las andanzas de un régimen dictatorial, un régimen que dio un golpe de estado para derribar a un gobierno elegido democráticamente, organizó una guerra fratricida en la que murieron muchos y sufrieron sus horrores muchos más, cuando ganó la guerra machacó a los perdedores y sus familias enviándolos al paredón o al exilio.
Si usted pretende comparar estos dos diarios o comparar el gobierno de Zapatero con el de Franco, lo único que demuestra es su poca inteligencia y la falta total de visión política y perspectiva histórica por su parte.
Adiós, muy buenas tardes.
Y dicho esto, salió para desaparecer calle abajo, el señor Nuñez se quedó con la sonrisa encasquillada y nos miró uno auno esperando una palabra de apoyo o algo así, solo Pepe le contesto, como siempre solícito y servidor.
-No se preocupe señor matacor..., quiero decir señor Nuñez, yo siempre le daré La Razón, todos los dias.

4 comentarios:

Lula Towanda dijo...

La "Ransón" le llamamos en casa a ese periodico, ya te imaginas por qué.

Le tengo que dar la "ransón" en parte al "mata corzas" en lo que respecta al papel de los periodistas en la política. No se diferencian mucho de los periodistas de aquel entonces, es más ahora son aun más intervencionistas.

Genial Pepe, se lo deberíamos presentar a Antonio.

Chisme Cotilla dijo...

El cuarto poder en una sociedad democrática y amparandose en la libertad de expresión es lo que tiene, ya se sabe, pero de eso a la propaganda de una dictadura va un mundo "El Mundo"

la-de-marbella dijo...

Yo ni me hubiera molestado en hablar con el Sr. Nuñez. ¿para que? Nada de lo que oyen les va a hacer cambiar de opinión y encima, creen que te estas defendiendo por tener ideas de izquierdas. Saludos, me alegra verte de nuevo.

vilipendia dijo...

Qué gustazo, por dios. Qué divertido. Yo nunca soy capaz de hacer esas cosas, siempre me salen las palabras a posteriori.