lunes, abril 17, 2006

Esta es la casa de los Golfines

Semana santa en Cáceres, pocos pasos y mucha piedra, sin olvidar el campo, espectacular en primavera y tan cerca de la ciudad que se puede visitar en un momento. Y a la vuelta me encuentro con las visitas a mi blog, que bueno, como me alegro de volver a mi cocina.
103_0918103_0906
103_0907103_0911

8 comentarios:

cerise dijo...

Siempre es agradable "volver a su cocina" pero no te quejaras , has estado en un sitio precioso!!!!! y seguro seguro que leno de chismes....;)

vilipendia dijo...

Qué bonito Cuenca y qué ganas de ir, por dios. Y qué alegría que se alegre de encontrarnos aquí a su vuelta... ¿Pero dónde íbamos a estar mejor que en su cocina?

la-de-marbella dijo...

Habras comido de miedo, con lo bien que cocinan en Caceres y el embutido que tienen. Las fotos estupendas, que buen tiempo.
Saludos y me alegra verte de nuevo entre fogones.

unjubilado dijo...

Es agradable viajar y "ver mundo", pero cuando las vacaciones terminan, que ilusión volver a casa con los conocimientos adquiridos.
Un saludo

vilipendia dijo...

Pues sí, muy bonito es Cuenca... Anda que vaya tela.

Lula Towanda dijo...

Cuenca es única, pero Cáceres no está nada mal.
Te acuerdas de aquel programa de Antonio Gala que decía: Si las piedras hablaran..
¿que chismes te contaron las piedras?

Chisme Cotilla dijo...

Chismes, muchos muchísimos, por lo visto entre piedra y piedra quedan rondando historias de romanos primero, después de moros y cristianos, hasta que hace poco incluso Franco pasó por aquí para proclamr la victoria de los cruzados.

vilipendia dijo...

Sr. Chisme, más de una semana sin postear no me parece bien, nada bien. Que nos tiene en ascuas, por lo menos a mí; sigo queriendo leer sobre su vecina la de los perros (o sobre lo que sea que le apetezca a usted contarnos). Haga el favor, hombre de dios.