miércoles, abril 05, 2006

Astío primaveral


Por la tarde he paseado,un recorrido corto para estirar las piernas antes de cenar. Las tardes son ya más largas, la primavera ha cargado de azahar los naranjos de mi calle y su aroma dulzón solivianta los sentidos.
Sin embargo he vuelto confundido, no todo es vida en esta estación. Debajo de cada arbol una alfombra de flores blancas adorna la acera y si te fijas bien se pueden ver cosas entre ellas.
Hoy he visto tres animales muertos, primero una salamanquesa aplanada y hueca, después un gorrión inerte con las plumas todavía brillantes. Y, por fin, una mariposa blanca a la que el viento movía las alas aparentando un ilusorio intento por volar.
Y si caminas despacio y vuelves la vista al pasar de largo un naranjo las flores blancas empiezan a virar a marrón.
Todos estos cadáveres tenían ya sus flores que también morían, en primavera.

4 comentarios:

vilipendia dijo...

Si es que la muerte lo mismo va con abrigo y bufanda que en manga corta, que en tirantes. Menuda japuta está hecha, la tía.

Lula Towanda dijo...

¿Cómo puedes pensar en la muerte cuando el aire huele a azar?
¿No te estarán influenciando los relatos de hospital?

Chisme Cotilla dijo...

No Lula es la primavera en si que me alegra por un lado y me astía por el otro.
No es por criticar pero azar lo que se dice azar solo lo he olido en Montecarlo,cerca del casino, ja, ja , parece que se me va pasando.

cerise dijo...

ayyyyyyyyyy que casi casi me cae una lagrimita..Sabes que hacia la tira de año que no oia a nadie emocionarse asi!!!!!!!!!