viernes, junio 10, 2005

La guerra del rellano



Ya sabía yo que esto de la Tamara no podía terminar bien, el caso es que ahora parecía que se estaba tranquilizando un poco y sus exhibiciones deportivo-sexuales venían siendo más comedidas, todo hay que decirlo.
Pero han llegado al rellano unos vecinos nuevos y estos también se hacen notar, aunque por diferentes motivos. Son enanos, bueno no enanos como estos que suelen trabajar en espectáculos circenses o taurinos no, son simplemente pequeñitos, más o menos metro y medio, los dos iguales, en eso están bien avenidos y visualmente hacen muy buena pareja, pero creo que solo en estos temas se ponen de acuerdo porque con lo chiquititos que son, se pegan unas voces, tienen unas peleas horrorosas. Con la de noticias que a diario nos cuentan los informativos sobre asesinatos conyugales y dada la frecuencia e intensidad con que se aplican mis vecinos me tienen con el alma en vilo, como suelen pelear de día, entre la Tamara y los enanos ya no duermo ni de día ni de noche. Imaginaos que cualquier día de estos se consuma el crimen atroz que me vengo temiendo, que por ser protagonizado por enanos no va a ser menos, no discriminemos. Pues imaginaos que me pilla durmiendo, a ver como me lavanto yo cada día y me miro a la cara en el espejo, no podría.
El caso es que siendo, como es, conocido por todos lo escandaloso de su comportamiento, el enano se molestó la otra noche por los gritos orgásmicos de Tamara. Así que se enfundó su batín para ir a presentarle las quejas y su señora se quedo expectante en el quicio de su puerta, yo casualmente estaba comprobando el buen funcionamiento de mi mirilla telescópica de última generación y pude verlo todo con claridad.
La Tamara salió al rellano medio desnuda y el enano le dijo a la altura de sus pechos:
-¿No le parece que se están pasando con tanto grito a estas horas?
-Gritó lo que tengo que gritar, que por lo menos lo hago de gusto y no como vosotros que gritáis por pura mala leche.
El enano se quedó callado y sin saber que decir, pero a su mujer no debió de gustarle mucho lo que había oído y abandonó su puerta para acercarse a la de enfrente, en esto que el amante de turno de la Tamara también se presentó en escena y una vez reunidos los cuatro la enana dijo:
-Puta, que eso es lo que eres un putón.
Y el amante le respondió:
-¿Pero de donde coño a salido la enana esta, tu que vives en un circo o que?
La enana dio un respingo felino y propinó un certero puñetazo en el ojo izquierdo del amante. La Tamara empujó a la enana dejándola patas arriba en medio del rellano, el enano hizo el intento de golpear a la Tamara pero el amante, que ya estaba prevenido de la rapidez de sus contrincantes, se interpuso y los dos terminaron en el suelo revolcándose. La enana se sumó al montón y la Tamara, que nunca ha renunciado a un buen revolcón, fue detrás o encima mejor dicho y llegados a ese instante no tuve más remedio que intervenir para poner paz, así que salí al rellano e intenté deshacer la montonera.
A la Tamara la despegué la primera, fue fácil, pero los enanos, aunque mucho más ligeros, eran más persistentes y peleones, primero retiré a la enana y una vez retirado el enano, la enana ocupaba su lugar encima de el amante, retiraba a la enana y la empujaba hacia su puerta y antes de que el amante tuviese tiempo de incorporarse el enano volvía a tirarse encima y así estuve varios minutos quitando enanos de encima de el pobre amante, que ni por un instante esperaba verse metido en medio de semejante orgía.
Por fin conseguí que cada uno se fuera a su casa no sin antes amenazarse con denuncias, partes de lesiones, cuñados abogados o policías ete, etc.
Todo quedó en calma y esa noche la mañana siguiente pude dormir en paz.

4 comentarios:

Kouncil dijo...

Querido Chismoso, no tienes idea como me a alegrado el día ver tu comentario...y tus augurios como que estoy a la espera de aquel cuyo nombre comienze con "A".Jaja imaginate un zapatero no! . En fin, que también me alegro muchisimo ver que has actualizado, ahora mismo voy a leer todos los posts nuevos y a pasarme un buen rato.
Gracias.
Kouncil

Kouncil dijo...

Te escibo nuvamente para decirte que me ha encantado el post, imagino que con estos nuevos vecinos, tendras para escribir cada día; que no hubiera dado yo por estar ahí !!! En fin que me encanto, por favor no dejes de contarnos hasta el ultimo detalle que puedas averiguar, sobre todo de los enanos, anda ve ahora mismo con Pepe que ya debe estar enterado de bastantes pormenores.

Nesk dijo...

Pasaba por aqui y creo que me quedaré un rato, con tu permiso.

Lula Towanda dijo...

Cruce de notas con Los Brady.
No me extraña que prefieras los Simpson a los Brady, nunca amortizarías tu mirilla telescópica. Imagínate una familia que el taco más fuerte que dice es "Cáspitas". Así nunca surgiría una melé vecinal, y ya sabe que el roce hace el cariño. Los serranos son los Brady españoles pero con caspa y morbo entre hermanastros. Ana Obregón es tan detestable como Terelu, si las tuviera como vecinas les sacaría los ojos (sería más terrible que la enana).