lunes, marzo 24, 2008

TENGO EL ALTA


Tengo el alta, por fin en esta santa semana santa, el psiquiatra ha tenido a bien dejarme salir del sanatorio y, según reza en su informe, sano y a salvo de mi terrible enfermedad mental.El la llama DIMETIA que viene a ser algo así como "desarrollo de la imaginación excesivo con trastorno del interés a lo ajeno".

Después de varios meses de tratamientos con pastillas de todos los colores, masajes, chorros de agua fría y caliente, descargas eléctricas, acupuntura y ya, por fin, como traca final una lobotomía transcraneal con laser. Éxito total, otro triunfo de la ciencia médica. Me asegura que a partir de ahora no me interesaré por la vida de los demás, puede que me veáis un poco lejano y distante, a lo mejor desinhibido y diletante, claro que esto último puede que sea una pose snob, pero como estoy más lejano, distante y desinhibido, pues me da todo lo mismo, y además rima.

Claro que alguna pega debería tener, es como cuando te sacan una muela o te extirpan un tumor, algo de ti se va para no volver jamás, como tu primera novia o tu abuela preferida. Poco a poco me he ido dando cuenta, desde hace tiempo no escribo y aunque mi imaginación se siga disparando ante cualquier suceso que transcurra ante mi ya no es lo mismo porque apenas aparecen los personajes pierdo el interés en ellos y el relato, que en un principio se presentaba realmente prometedor, me acaba aburriendo porque, a mi modo de ver ahora las cosas, ya no cumple las expectativas prometidas.

Pero esta mañana mientras conducía, una canción desconocida y realmente rara, me ha dado la solución, o eso espero. Creo que si yo solo pongo la imaginación y alguien ajeno a mí aporta el interés por el relato o, mejor dicho, por los personajes que lo pueblan, puede funcionar

He pedido a una amiga que me pida un relato a su gusto, con sus personajes más o menos definidos y sin darme cuenta me ha salido, lo tengo en mente esperando su oportunidad para salir a flote.

5 comentarios:

mujer-florero dijo...

No haga caso señor Chisme un poco de locura esta muy bien mire usted Dalí sin ir mas lejos.
No deje de cotillear porfi.........y cuidadin con las pastillas de colores, no se me vaya usté a intoxicar.

la-de-marbella dijo...

Pues espero que de la mente pase al blog y podamos leerlo.
No hace mucho le visité, me preguntaba que podía sucederle para no venir y me sentí presa del sindrome cotilla. Para que vea que menos la belleza, y no se yo..., todo se pega. Un placer volver a leerte.

Joseph Cartaphilus dijo...

Coño, pues el tratamiento pinta bien. Salvo lo de la lobotomía y las descargas eléctricas claro, que eso jode más. En cualquier caso hágale caso a su amigo y métase en faena, que siempre gusta.

Se feliz...

digo... dichosos tratamientos médicos

Lúzbel Guerrero dijo...

¡Cuente Don Chisme, cuente!

Chisme Cotilla dijo...

Que alegria ver por aqui a viejos amigos, hasta el diablo ha venido y nadie sabe como a sido.
A ver quien me ecarga algo que estamos de oferta.