jueves, junio 08, 2006

¡Que me meo toa!


Powered by Castpost
Al pasar por el blog de Vilipendia me acordé de una conversación que tuve la suerte de oír no hará mas de un par de semanas, la sostenían dos vecinas que a juzgar por sus argumentos, eran premenopáusicas, es decir se encuentran en esa etapa de la vida en la que sus señas de identidad parecen difuminarse.
Estando, como estamos, en una sociedad tan machista y apostólica el papel de la mujer como persona-madre sigue muy arraigado y una vez perdido ese papel algunas mujeres creen perder todo su valor, si además añadimos la pérdida de atracción sexual, la cosa se pone fea.
Postulando mi admiración, respeto y deseo hacia la mujer madura, paso a relatar la antes citada conversación:

-Que cruz pordiosbendito, tal y como lo cuentas miedo me da. No me digas que ya estás perdiendo la regla.
-Si hija si, y además la pierdo unas veces si y otras veces no.
-Como es eso?
-Si mujer, como el chiste del intermitente, ahora si, ahora no, ahora si, ahora no.
-Anda coño, haber empezado por hay, si a mi me pasó lo mismo, un mes tenía una regla horrorosa de grande que me quedaba muerta y al mes siguiente, toma, dos goticas de nada, que hasta me daba coraje gastar una compresa para tan poca cosa.
-Yo, si quieres que te diga la verdad, estoy deseandico de que se me retire del todo, que ya estoy mas que harta de compresas y tampones, que llevamos toda la vida con el culo empapelao, de chicas con pañales, cundo te quitan los pañales, salva slip, cuando te viene la regla, ya sabes, otra vez a taparte el asunto, que hartura por dios.
-Claro, como tú no has tenido hijos.
-Muy a pesar mió, porque mira que los he buscado, pero mi pobre Julián, que dios lo tenga en su gloria, no acompañaba.
-Bueno pero el caso es que no los has tenido, yo sin embargo he parido cuatro y como ya te he contado otras veces, tengo la matriz descolgada y desde hace unos mese me lo hago encima.
-¿El que?
-Coño, que me meo en las bragas, como haga cualquier esfuerzo, o tosa o me ría, ya te digo, se me escapa el chorrito.
-Hay, hay, señor que cruz. ¿Y que vas a hacer? ¿Te ha visto el médico?
-Si, y me ha dicho que o me opero o que use pañales, y si me opero tampoco me asegura que vaya a quedar como antes.
_Entonces, como la Concha Velasco, tan guapetona que va ella y que no se le nota nada eh, nada de nada.
-Y es que acaso tu me lo has notado?
-¡Huy, no me digas que los llevas puestos! y con pantalones y todo.
-Ya ves, y lo que más rabia me da es que el calzonazos de mi Pepe me presenta cada día los calzoncillos con la bragueta amarilla, si mea el gachó diez veces al día, a razón de dos o tres gotitas que se le escapan cada vez, pues haz la cuenta y verás. Entre lo que se deja en los calzoncillos y lo que cae fuera de la taza, no se para que se molesta en abrir la tapa del water.
-Vaya pues si, a mi Julián le pasaba lo mismo, bueno incluso peor, hasta los baldosines llegaba el chorro de la mala puntería que tenía el pobre, ya te digo que no era un virtuoso de su instrumento, ni pa mear ni pa nada.
-Que digo yo, que a ver cuando inventan un salvacalzoncillos, que ya está bien. A lo mejor hasta les gusta y todo, tienen que estar la mar de aparentes ajustándose el salvacalzoncillos con las manos metidas en los bolsillos mientras discuten de futbol en el bar. Bueno Mari te dejo que tengo el puchero en el fuego.
-Adiós bonita.

9 comentarios:

vilipendia dijo...

Ay, que ya le echaba de menos, jo. "...no se para que se molesta en abrir la tapa del water." Que me meo, y me pilla usted sin compresa ni na', un triste salva slip que no ofrece protección ninguna contra estos imprevistos...
Aaaaaay, más razón que un santo tiene, sr. Chisme, toa la vida rodeadas de celulosa. Qué cruz.
Besos.

unjubilado dijo...

Pues yo de momento, cuando lo hago, lo hago a lo grande, el otro día en la montaña y paseando me entraron ganas y como había un barranco al lado, por si alguien me veía, bajé hasta el fondo y allí me alivié. Los del pueblo, barranco abajo, se hacían cruces, hay que ver sin llover y lo que ha subido el barranco en un instante.
Saludos

la-de-marbella dijo...

Bueno bueno, conversaciones como esa las tenemos todas jajajajaja. Muy bueno Si Señor, se nota que esta Ud. mucho mejor. Me alegro un montón de leerle. Voy a contarle a mi marido lo del salvacalzoncillos, se va a partir de risa. Besos

Chisme Cotilla dijo...

Vaya tela con los jubilados mañicos, para que luego se quejen de que les quieren quitar el agua del Ebro.

Lula Towanda dijo...

Así me gusta, arrimando la oreja a las conversaciones.
La verdad es que el ciclo de vida de la mujer es un poquito patético, hay que echarle mucha imaginación positiva para ver el lado bueno.
Yo lo intento, pero me cuesta

cerise dijo...

Echaba de menos sus cotilleos, señor Chismoso y este vale mucho!!
Por cierto tambien voy a ver si encuentro un salvacalzoncillos en el mercado..

Chisme Cotilla dijo...

Aviseme, haga el favor, no espara mi por supuesto, es para un amigo que sufre en silencio ese problemilla.

vilipendia dijo...

Sí, sí... No es para mí, no es para mí... Ja.
Bueno, estará usted recopilando muchos datos para su siguiente entrada, ¿no? ;p

Una maruja en internet dijo...

Yo me quedo con su frase: "mi admiración y deseo hacia la mujer madura".
Eso me encanta y además me ha alegrado el día con leerlo.

Un abrazo.